Els nadals (cat.)

Com jo, suposo que tanta altra gent s’haurà donat conte de que aquest nadal 2005 serà l’últim que cantarem…” el vint-i-cinc de desembre FUM, FUM, FUM…” Perquè d’aquí quatre dies, o cinc, se’ns ha acabat fumar a qualsevol lloc públic de no fumadors. Si decidim per l’opció de triar un local de fumadors, haurem d’estar segurs de no anar acompanyats de cap nen ni menor de divuit anys. Potser ara inventaran les corretges per nens, com les dels gossos, i regulables, que així podrem fumar-nos un bon cigarret després del café mentre el "nene" ens esperarà lligat a fora. Tots els adolescents d’entre 15 i 18 anys que fumin, és a dir: tots!, no podran entrar a cap local, ni als de fumadors (perquè son menors), ni als de no fumadors (perquè no els hi interessa). Així doncs s’hauran de quedar al carrer fent les conegudes festes del botellón (que tenen prohibides) o hauran d’okupar cases per poder anar-hi a fer unes pipadetes (de les que els desallotjaran en un tres i no res). Bé, vaig a fumar-me totes les sigarretes que pugui, abans del 2006 i a pensar en obrir un nou tipus de negoci: Contrabant de…..... FUM FUM FUM!

Ah! A propòsit, l’altra día un amic em va deixar anar….” Doncs no és el fumar tabac, el que m’emprenya. És el no parar de dir que vull deixar-ho!”... beh?!!!!

Més nadals

Hoy he ido a la playa. Paseando por la arena y contemplando el temporal unas luces han distraido mi atención. Eran las bombillas de un letrero navideño. Unos hombres colgados de una escalera, retiraban un cartel luminoso, el de Felices Fiestas 2006!

Ahí me he dado cuenta de que, por fin, las fiestas navideñas habían terminado. Otra vez estas fiestas han sido muy estresantes y sin cambio de guión alguno respecto al año anterior. ¡Todo correcto! Bueno, todo no, porque este año un niño me ha preguntado si los reyes eran los padres y yo…. sin saber que decir, esperando saber que se contesta a eso he vacilado veinte o treinta segundos y le he contestado: - ¡Pues sí, lo son! En ese mismo momento he sigo testigo de cómo al crío se le han derrumbado a modo de dominó todas las fichas de su inocencia… balbuceaba:

- Entonces… el Caga-Tió? Y Papa Noël? Y… el Ratoncito Pérez? Almenos ese si es de verdad, noooo? - me decía mientras su cara se iba alargando hasta casi tocar el suelo.

Luego me he sentido fatal por haberle dicho eso y he ido a disculparme con sus padres…

Las Navidades…!!! desde noche vieja hasta noche nueva y aún más allá!! han sido un descontrol de fiestas, regalos, banquetes y excesos… todas seguidas, con prisas pero sin pausas, venga, venga…! Son un tipo de fiestas en las que tengas resaca o descomposición tú sigues ahí, comiendo y bebiendo… ¡hasta no poder más! Se juntan las familias, las que se hablan y las que no, y todos hacen buena cara y están contentos. Los niños tienen vacaciones, cosa que alegra y relaja mucho a sus padres, y aunque el niño haya sacado malas notas, tendrá un montón de regalos, o no…. porque si se porta mal, tambien tendrá… Carbón!!

Bueno en mi carta de este año a los reyes les he pedido que por fin se acaben las navidades, que cada uno haga un regalo al otro cuando pueda y cuando le apetezca, y que las fiestas sean espontáneas, no programadas, sino imprevisibles… pero no se si me lo traerán.

 

 

 

Escrit per Marta Torres